«Marcas» que «desmarcan»

El Obispo Sebastià Taltavull confirmando a un joven

He tenido ocasión de preguntar a diferentes chicos y chicas por su futuro y me responden que está «¡muy negro!» y, según lo que explican, tienen motivos para decirlo. El mundo que preven no es el más bonito ni atrayente. «Con qué ánimo puedo pasar el día si cuando me levanto ya estoy desanimado porque no tengo nada que hacer…», me decía un joven que quiere trabajar y no puede dedicarse a aquello para lo que se ha preparado con dedicación y le ha costado esfuerzo y dinero; y añadía: «¡Se trata de mi vocación, me va el sentido de la vida!» Al fin ha optado por realizar una labor de voluntariado que le llena algunas horas del día y encuentra sentido en hacerlo porque es en bien de los demás.

Entre ellos, hay muchos jóvenes que son cristianos y no se esconden de decirlo. Alguno de ellos ha comentado que el grupo en el que participa en una parroquia y con el que se encuentra a menudo es el resultado de la experiencia de la Confirmación. «Desde este momento en el que —me dice— hemos sido “marcados” con el don del Espíritu, la vida ha tomado un nuevo rumbo y ha aparecido un nuevo horizonte en mi vida.» Ven muy necesario encontrarse y comentar lo que viven, siempre con el ánimo de apoyarse mutuamente y ayudarse, como también de acompañar a otros como monitores de esplai, catequistas o ejerciendo algún voluntariado.

Estos jóvenes creyentes tampoco lo tienen fácil, atraviesan momentos delicados que afectan a su vida en todas sus dimensiones y tratan de analizar a la luz del Evangelio no sólo lo que les está pasando a ellos, sino también lo que pasa en su entorno más inmediato y global. Ven que necesariamente deben «desmarcarse» de aquellas actitudes pesimistas que les encerrarían en la inacción o les provocaría la indiferencia que les relegaría a pasar de todo, o perderse en reacciones agresivas o de rechazo.

«¡Recibe el signo del don del Espíritu!» Como a los apóstoles, Jesús también a estos jóvenes les ha dicho: «Recibiréis poder cuando el Espíritu Santo venga sobre vosotros, y me seréis testigos.» El don de una «marca» espiritual que no se borra, que fortalece la adhesión a Jesús e integra más plenamente al grupo de cristianos, que esla Iglesia.

Sebastià Taltavull Anglada
Obispo auxiliar de Barcelona

Castellà, , , , , , , , , Permalink

Deixa un comentari