¡El grito de la paz!

«¡Que se levante fuerte en toda la tierra el grito de la paz!» Palabras que piden decisión, firmeza, oración, penitencia, obediencia a la voz de Dios y de la propia conciencia guiada por el amor, para conseguir la paz. Palabras del papa Francisco que se unen a las que pronunció en los cincuenta años de la muerte de Juan XXIII, arrodillado y emocionado, rezando ante su tumba. De él dijo que «si la paz ha sido la característica exterior, la obediencia fue la disposición interior: la obediencia, en realidad, fue el instrumento para alcanzar la paz».

Francisco le ha recordado como «un hombre de paz», que supo llegar al corazón de personas muy diferentes, incluso de muchos no cristianos, «un hombre capaz de transmitir paz, una paz natural, serena, cordial», consecuente con su lema episcopal «Obediencia y Paz», una paz que con su elección recibió el nombre de la bondad y que le ayudó a ser promotor de unidad dentro y fuera de la comunidad eclesial.

El papa Francisco y con él toda la Iglesia está apostando con valentía por la paz. Dirigiéndose al Cuerpo diplomático, ha unido su nombre de «Francisco» al hecho de la paz y ha dicho a los embajadores: «Esforzaos en construir la paz. Pero no hay verdadera paz sin verdad. No puede haber verdadera paz si cada uno en la medida de sí mismo, si cada uno reclama siempre y solo su propio derecho, sin preocuparse al mismo tiempo del bien de los demás, de todos, a partir ya de la naturaleza, que acomuna a todo ser humano en esta tierra.»

Y, ahora, urgentemente, ante la extrema situación en Siria, en Oriente Medio y en tantos otros países, nuevamente lanza el grito a favor de la paz: «Con todas mis fuerzas pido a las partes en conflicto que escuchen la voz de su conciencia, que no se cierren en sus propios intereses, sino que vean al otro como a un hermano y que emprendan con valentía y decisión el camino del encuentro y de la negociación, superando la ciega confrontación.» Y a todos nosotros, la petición de no desfallecer en la oración y en actitudes de misericordia y paz.

Sebastià Taltavull Anglada
Obispo auxiliar de Barcelona

Castellà, , , , , , , , , Permalink

Deixa un comentari