Por otros caminos

Aquellos sabios de Oriente de los que habla el Evangelio, se dejaron guiar por la estrella que les condujo a Jesús hasta encontrarlo, sin embargo, dada la situación conflictiva que palparon en el entorno, tuvieron que regresar por otro camino. No fue un capricho, sino la propia luz que los volvió a guiar e ir a la búsqueda de otros lugares por caminos no acostumbrados. Toda una lección para nosotros, que también buscamos dar nuevas respuestas a la nueva realidad que cada día va apareciendo.

Para hacer este recorrido, es una buena luz la Doctrina Social de la Iglesia elaborada a lo largo de los años y basada totalmente en la respuesta evangélica para cada momento y época, desde la vehemencia con la que hablan y escriben los Santos Padres de los primeros siglos hasta el detallado seguimiento que podemos hacer del pensamiento social desde León XIII hasta Benedicto XVI. Y, entre medio y como valioso tesoro documental para nuestro tiempo, el Concilio Vaticano II, cuyo ardor nos mantiene vigilantes y activos para dar una respuesta de diálogo con las personas, creyentes y no creyentes, y de encarnación en este mundo nuestro que Dios tanto ama hasta el punto de enviar a su Hijo, Jesús.

Jesús lo dijo muy claro y es Él mismo quien nos da el criterio para nuestra actuación: «Vino nuevo en odres nuevos.» ¡Si no es así, todo puede reventar! La mentalidad de cambio para la que nos preparó el Concilio Vaticano II determinó, por inspiración del Espíritu Santo, nuevos caminos para los seguidores de Jesús, y nos señala un esfuerzo constante de conversión.

Pensemos, sin embargo, que, en el momento de aplicar los principios dela Doctrina Social de la Iglesia, es nuestra experiencia concreta, discernida en la oración personal y comunitaria, la que constituye el terreno sobre el que debe incidir el Evangelio, para influir en la transformación de la realidad social. La labor es de todos, pero prioritaria para los laicos y laicas cristianos que de ningún modo pueden abdicar de la participación en la política, es decir, de la multiforme y variada acción económica, social, legislativa, administrativa y cultural, destinada a promover orgánica e institucionalmente el bien común.

Sebastià Taltavull Anglada
Obispo auxiliar de Barcelona

Castellà, , , , , , , Permalink

Deixa un comentari